.
Vivimos en una época donde la tecnología indica la pauta. A donde sea que se voltee, ésta se encuentra marcando y cambiando la vida de las personas tanto personal como profesionalmente, trayendo consigo un cambio en paradigmas y por ende, en la sociedad en que viven. La tecnología ofrece grandes oportunidades para aquellos dispuestos a tomarlas, y bajo la mente de un visionario pueden convertirse en grandes proyectos para su empresa. Muchos de ellos ya han apostado a la tecnología al ver en ella a un gran aliado que no solamente fortalecerá sus procesos, sino también como un medio efectivo para reinventar su negocio al fomentar la reestructuración de procesos, actividades, mentes y modo operativo.

  Empresas ya han descubierto a sistemas inteligentes como OLAP, redes neuronales, sistemas expertos, minería de datos, DSS, etc., y todas sin excepción los han llevado a apostar en ellas el todo de su empresa: procesos administrativos; procesos operativos; administración de recursos humanos; etc. El tiempo es oro y por ello no hay que perderlo y actuar rápido es la clave pero ¿en verdad su empresa está lista para comenzar a ganar a partir del uso de sistemas inteligentes?

Los sistemas inteligentes consisten en un conjunto de herramientas y aplicaciones que en conjunto llevan a cabo la recopilación, extracción y formato de información obtenida de distintas fuentes con el único fin de crear medios inteligentes y artificiales para diversos usos. Típicamente son utilizados para el soporte en la toma de decisiones, sin embargo esto no significa que sean su única funcionalidad.  Empresas están comenzando a voltear sus ojos hacia esta tecnología. La tendencia de un mercado global obliga a éstas a modernizarse o desaparecer. ¿Malo? ¡Para nada! Pues esta representa una grata bienvenida para un mercado cada vez más demandante de servicios, productos y más importante: de calidad en ambos. 
 
  Sólo los mejores podrán salir adelante y ciertamente es un gran incentivo para cualquier empresa pues son en verdad muchos los espacios disponibles ante una demanda cada vez más grande y comunicativa de sus necesidades. Tal apertura ha permitido un flujo de información tan grande que hace de la tecnología el aliado idóneo para el control y administración de los sistemas de información de la empresa y cuyo uso adecuado traerá consigo aquello considerado por muchos como el tesoro más valioso de nuestra era: El conocimiento.

Éste representa aquello que todos desean, aquel siguiente paso donde la información deja de ser simples datos crudos para brindar un valor agregado: piezas clave para una correcta toma de decisiones, administración de procesos y recursos, etc. Con tales bondades ¿Por qué no hacer uso de lo sistemas inteligentes para lograr obtener el mejor conocimiento? Con una tecnología cada vez más accesible, resultaría absurdo dejar pasar tan grande oportunidad por alto y que Gedeon sea su aliado estratégico.